sábado, 26 de mayo de 2012

Economia

En la Costa Pacífica hay dos tipos de economías: la economía capitalista de enclave, o de saqueo colonial, y la economía tradicional de subsistencia. Las Comunidades Negras del interior del país forman parte del campesinado pobre y del proletariado, explotados por empresas agro industriales,mineras y de la construcción. 

Economía capitalista de enclave o de saqueo colonial

la realizan empresas extranjeras y nacionales, las cuales sobre-explotan los recursos naturales y a los trabajadores nativos, teniendo como bases las ciudades de Buenaventura, desde donde envían al interior maderas, pescado y oro; y Tumaco, centro de exportación de maderas a Estados Unidos y otros países. La Costa Pacífica y las Comunidades Negras son víctimas del colonialismo interior y del colonialismo exterior. En buenaventura como es uno de los puertos más importantes podemos observar que la comunidad afrocolombiana tiene una problemática que es el tráfico el contrabando la prostitución y el alto salario de algunos obreros portuarios

El trabajo en esta parte del país es muy difícil los jóvenes viven de rebusque en el puerto algunos migran a EE.UU. Venezuela y panamá otros caen en el trafico de drogas por lo cual cada semana llegan jóvenes asesinados al puerto las mujeres migran a Venezuela o al interior del país para trabajos domésticos y el porcentaje que se queda se dedica  al negocio de la prostitución Bogotá, Medellín o Cartagena podemos observar que existe la discriminación racial a los afrocolombianos en empresas privadas y entidades establecidas como Telecom impuestos nacionales se dice que son perezosos y no saben atender los clientes pero avenido cambiando ya que hay lideres afrocolombianos en la ciudad de Cali entre otras. Un porcentaje considerable de desempleados los absorben las fuerzas militares como soldados y la policía pero estos no los deja acceder a puestos oficiales y alta comandancia 

Economía tradicional 

La economía tradicional o de subsistencia la desarrollan las comunidades. El campesino de la Costa Pacífica es agricultor, pescador, minero, artesano, leñador, boga, marino, cazador y jornalero. Según sus necesidades realiza una u otra actividad. Las técnicas rudimentarias que utiliza le obligan a emigrar de una a otra zona de la región, de acuerdo con las épocas de siembra y la rotación de los suelos. La mujer trabaja en las actividades domésticas y participa junto al hombre en las labores agrícolas, mineras, artesanales, pesqueras y comercia al por menor, casa a casa, los productos. Los niños en edad escolar, estén o no estudiando, colaboran en las tareas productivas del hogar. Todos en la familia, desde temprana edad contribuyen de acuerdo a sus capacidades en la economía familiar. Es una economía natural donde predominan los valores de vida comunitarios de respeto y armonía con la naturaleza y los conceptos de solidaridad colectiva, de la reciprocidad en las relaciones interpersonales. La producción va hacia la familia y un reducido porcentaje al mercado. Los pocos programas de crédito implementados por la Caja Agraria y el Incora son restringidos e insuficientes para satisfacer las necesidades del campesino que los solicita. Las prácticas culturales de la agricultura moderna no son acogidas por los campesinos, si tratan de imponerse desde fuera, como alternativas únicas de progreso opuestas a las prácticas de la agricultura tradicional. La incomprensión e ignorancia de las instituciones y sus técnicos sobre la concepción del uso de la tierra y la cultura agrícola de la comunidad, conllevan a rotundos fracasos en los intentos de organización de pequeñas empresas agroindustriales. El Incora introdujo un sistema de cultivo industrial intensivo de palma africana y cocos, desadaptando al campesino del cultivo de productos de primera necesidad como arroz, plátano, maíz, yuca, etc. ; la alteración del ambiente ecológico produjo la plaga del "anillo rojo", que arrasó con los cocales y arruinó al campesino que participaba en el programa. Las instituciones oficiales han amenazado con quitar las tierras a las familias, las cuales exigen la condonación de las deudas por su incapacidad para pagarlas. Las palma africana fue sembrada sin instalarse previamente las factorías de procesamiento. El fantasma del hambre está rondando en los hogares del litoral atraído por la improvisación y la indiferencia oficial. Para agravar la situación del campesinado, los cultivos de cacao, tradicionales en la región, fueron destruidos por las plagas denominadas "escoba de bruja" y "monilia". Hasta hoy, los campesinos siguen esperando el socorro de los institutos especializados del Estado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada